El Kontsumobide lanza una campaña contra las tácticas «poco claras» de algunos comerciales

El Instituto Vasco de Consumo (Kontsumobide) ha presentado esta misma semana una campaña informativa sobre las ventas fuera de establecimientos. El objetivo, es informar sobre los derechos de las personas consumidoras, además de prevenir ante las posibles prácticas «poco claras» de algunos comerciales que visitan los domicilios.


Kontsumobide traslada a la ciudadanía cuatro situaciones que se pueden dar en las visitas a domicilio: la venta de productos relacionados con la salud; otros productos como enciclopedias, colecciones de libros, bombillas led, etc.; los suministros de electricidad y gas; y las falsas revisiones de gas. «Las personas mayores suelen ser, en muchas ocasiones, el objetivo de este tipo de ventas abusivas, al ser consideradas personas más vulnerables y fáciles de manipular», explican.


Kontsumobide aconseja extremar la prudencia ante la conducta de comerciales que intentan vender o contratar puerta a puerta. Por ello, recomienda evitar la presión comercial: antes de comprar o firmar nada, se debe pensar si realmente se necesita y, en caso afirmativo, comparar con otras opciones del mercado. Estos son sus consejos:

Cuando llamen a tu puerta, recuerda...


¿Has recibido la visita de comerciales en tu casa? ¡Cuidado! No te dejes embaucar por su supuesta amabilidad. Solo quieren que compres un producto o que contrates un servicio o un suministro, como la luz y el gas. En ocasiones, sus tácticas son agresivas o pueden ser engañosas. Cuando llamen a tu puerta, recuerda que no tienes obligación de atenderlos.




Si les abres

1. Exígeles que se identifiquen. Si es necesario, pídeles ver su DNI.

2. Nunca les muestres una factura o un documento donde aparezcan tus datos.

3. No firmes nada. Si consideras que la oferta es atractiva, pídeles que te la den por escrito para estudiarla con calma.

4. Ten en cuenta que los regalos siempre se pagan: si te ofrecen algo gratis desconfía.

5. Las administraciones y los organismos públicos no recomiendan nunca empresas privadas. No te fíes si aseguran estar avalados por ellos.

6. Si firmas algo, ten cuidado con los contratos de financiación, que pueden atarte durante años. Fíjate en qué te hacen firmar.

7. No te dejes presionar, por mucho que insistan.

¿Cómo actúan las empresas?



Venta de colchones, camillas, artículos sanitarios y productos milagro.

1. Pueden aparecer vestidos con una bata blanca, como si fueran personal sanitario.

2. Dicen representar a organismos de prestigio o contar con su reconocimiento.

3. Te ofertan artículos que supuestamente mejorarán tu salud, sin aval científico alguno.

Amablemente, se ofrecen a:

1. Llevarse tu colchón viejo: si desistes del contrato, ¿dónde dormirás?

2. Desembalar los artículos sanitarios o las camillas y llevarse los envoltorios: si los desprecintan, puede que no puedas devolverlos.

Intentan hacerte creer que es tu obligación comprar los artículos con argumentos falsos:

1. ¿Hace años firmaste un contrato y te comprometiste? ¡Solicita ver el contrato!

2. ¿La normativa ha cambiado y es tu deber? La ley no obliga a los/las particulares a realizar cambios, como las bombillas leds, en su hogar.



Cambio de compañía de gas y electricidad

Dicen que son de tu compañía, pero no conocen tus datos. Recuerda: Nunca les dejes ver una factura, tu compañía ya conoce tus datos. Atraen tu atención con informaciones falsas o alarmistas:

1. Tu tarifa ha caducado y debes pasarte a otra. FALSO

2. Deben cambiarte el contador y necesitan tu firma para darles permiso. Si no, te cortarán el suministro. FALSO

3. Te aseguran que ya no pagarás peajes. FALSO Recuerda que los peajes se abonan en todas las tarifas.

4. Te ofrecen descuentos que ni notarás por el cambio de tarifa, además, estos descuentos pueden estár vinculados a la contratación de servicios adicionales.

Visten de uniforme o se hacen pasar por trabajadores/as de empresas de gas o electricidad.

Aparecen sin que les hayas llamado y sin que tu compañía te haya informado previamente para realizar una revisión obligatoria que quieren que pagues en mano. Recuerda:

1. Instalación de gas: antes de la visita, debe avisarte tu compañía y pagarás en la factura del gas.

Caldera: tú debes llamar al revisor si no tienes contratado el servicio.

¿Has abierto la puerta y has firmado el contrato?

Ten en cuenta que en las ventas a domicilio tienes derecho a cambiar de opinión y romper el contrato (derecho de desistimiento).

Plazo: 14 días, con carácter general.


¿Cómo desistir?

1. Rellena el formulario de desistimiento que te haya dejado la empresa.

2.Mándalo a la empresa a través de un medio que te permita demostrar la fecha del envío y su contenido, como una carta certificada o un burofax. Guarda los acuses o justificantes. No uses el teléfono.

3. Recuerda que tú debes probar que has desistido y lo has hecho en plazo.

Una vez ejercido tu derecho de desistimiento...

1. Si habías firmado un contrato para financiar la compra, éste también se anula.

2. Si habías firmado un contrato de luz y/o gas: Si antes te suministraba otra compañía, vuelves con tu antigua empresa.

Devolverte el dinero, incluidos los costes de entrega, en un plazo de 14 días desde que le comuniques tu desistimiento, y con el mismo medio de pago, salvo que digas lo contrario. Puede retenerte el dinero hasta recibir los artículos, a no ser que se ofrezca a recogerlos.


¿Qué obligaciones tienes tú?

1. Debes devolver el bien, salvo que la empresa se ofrezca a recogerlo, en un máximo de 14 días desde la fecha de desistimiento.

2. Debes pagar los costes directos de la devolución, salvo si la empresa ha aceptado asumirlos o no te informó de que tenías que asumirlos.

3. Si te han entregado los artículos en tu domicilio cuando firmaste el contrato, la empresa debe costear su recogida si, por su naturaleza, no puedes devolverlos por correo.

4. Recuerda que en muchos casos es necesario conservar el embalaje original del producto.

¿Has firmado el contrato y ya no puedes desistir? ¿Qué puedes hacer?

Si has abierto la puerta, has firmado el contrato y, en teoría, han pasado los 14 días que tenías para desistir, aún tienes opciones:

Coge toda la documentación y acude a Consumo de la Junta de Andalucía o a la Oficina Municipal de Información (OMIC) de tu municipio o a una asociación de consumidores y usuarios.

1. Si no te informaron de tu derecho de desistimiento, tienes 12 meses más para ejercerlo. Rellena esta hoja de quejas y reclamaciones y envíala a la empresa.

2. Si te han dado de alta en una compañía de gas o luz sin saberlo o si has contratado un producto sin quererlo presenta una reclamación e incluso una denuncia a la Policía.

3. Si no firmaste nada, pero tienes dudas, acude a también a cualquier organismo de consumo.

4. Si detectas comerciales que están visitando domicilios para vender productos o servicios con prácticas agresivas o engañosas, ponlo en conocimiento de alguna de las organizaciones de consumo o de la policía.

© 2019 Defensa & Jurídica Legalsha S.L.P.

adigital_logo.png
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon